Fiestas y Celebraciones

Fiestas Patronales de Nstr. Señora de Arrabal

Fiestas Patronales Virgen del ArrabalLas fiestas patronales de Simancas datan del siglo XVII y se celebran en honor a Nuestra Señora del Arrabal. Durante la semana del 8 de septiembre.

 

Fiesta ′Día de El Salvador′

La festividad se celebra el día 6 de agosto, siendo la fiesta del patrono de Simancas. En este día los jóvenes bailan "paloteo" rememorando la "Batalla de Simancas".

El ′baile de los lazos′ o ′paloteo′ es una danza tradicional relacionada con la Pascua de Resurrección que fue especialmente celebrada a principios del siglo XX. 12 mozos del lugar van ataviados con un atuendo especial que consistía en una camisa blanca, enaguas de mujer, zapatos y medias blancas con un lazo atado en la rodilla, una banda morada que le cruzaba el pecho y un gorro llamativo, muy alto y adornado con flores.

Acompañando a los 12 danzantes, el Zárraga, que lleva un látigo con una pelota en el extremo. La danza comienza en la plaza Mayor, donde el Zárraga anunciaba lo siguiente: "Se va a echar un lazo a la salud del señor alcalde".

 

Las Siete Doncellas

Fiesta 7 Doncellas SimancasCuarenta y una personas representan a mediados de julio, la Jura del Rey Ramiro I de León, que conmemora el hecho histórico de la batalla de Clavijo. Donde las tropas cristianas derrotaron a las de Abderramán II, y el posterior juramento del monarca, que prometió a su pueblo no volver a utilizar a las jóvenes de Simancas como moneda de cambio ante las exigencias de los moros, una vez que ellas decidieron cortarse las manos para evitar ser entregadas.

La Jura es el cierre del ciclo de la leyenda de aquellas valientes doncellas, siete jóvenes que en este acto abandonan el papel que asumieron un año atrás para dejar paso, el 6 de agosto, a las siguientes doncellas, otras siete chicas que se vestirán los trajes medievales con los colores del arco iris en el «Requerimiento» -el alcalde de la Villa requiere a cada joven en su casa, en un acto tradicional que saca al pueblo a las calles- posibilitando así que el ciclo vuelva a comenzar.

Los simanquinos, explican que el nombre de la Villa de Simancas nace precisamente de aquel acto heroico de las jóvenes del pueblo, puesto que el rey Abderramán II, al verlas mutiladas, exclamó:′Si mancas me las dais, mancas no las quiero′

  información y reservas: 983 59 19 36

       copyright©2014        páginas web Valid XHTML 1.0 Transitional Test de accesibilidad web versión 3